Las sesiones de Música, en esta etapa, se desarrollan con una propuesta que ofrece a los niños y niñas desde el primer día la experiencia de hacer música con diferentes instrumentos, estilos, dinámicas y cualidades.

Utilizamos todos los ingredientes posibles (voz, percusión, cuerpo, lenguaje) para hacer música participando cada un@ con sus posibilidades. Primero hacemos música, y después, aprendemos a leerla y a escribirla.

La voz es nuestra protagonista, un instrumento privilegiado que nos ayuda a desarrollar nuestro oído interno y nuestra conciencia tonal y rítmica, aprendiendo a escucharnos y corregirnos un@s a otr@s.

Con una serie de instrumentos de percusión escolar (panderos, triángulos, claves…) y nuestro lenguaje musical adquirido participaremos en diferentes propuestas con profesoras y profesores de instrumento de la escuela.

La expresión corporal y la danza también están presentes en nuestras aulas. Este trabajo no solo contempla la expresión y representación de las diferentes músicas, sino que persigue sincronizar y coordinar diferentes partes del cuerpo que nos ayudan a entender formas y estructuras musicales a la vez que nos da más dominio a la hora de tocar instrumentos y ritmos.

A lo largo de este ciclo vamos introduciendo el Lenguaje Musical a partir de unas grafías sencillas apropiadas para la edad y que permite al alumno expresar gráficamente aquello que ha sonado o quiere que suene o hacer una lectura de aquello que ya está escrito.

  • AGRUPAMIENTOS: Grupos de máximo 10 alumnos

  • HORARIOS:  2 clases de 1 hora semanal

Iniciación musical - Aula de Músicas

ASIGNATURAS

A través de experiencias musicales con la voz y distintos instrumentos, tratamos de estimular el ritmo, la voz, sus alturas y entonación, el oído interno y externo, el esquema corporal, la memoria, la interpretación y todos los ingredientes que componen la música y lo hacemos jugando para vivir estos contenidos y disfrutar con ellos y una vez experimentados y con plena motivación aprender, en el momento adecuado, a medirlos y traducirlos al lenguaje musical.

Clase de instrumento en grupo reducido:

Buscamos hacer música desde el primer contacto con el instrumento y así potenciar la ilusión y estimular la motivación que nos ha llevado a escoger un instrumento. La música se hace básicamente en grupo y por eso aprendemos la técnica y la interpretación del instrumento en el mismo entorno que luego nos vamos a encontrar tocando.

Aprendemos a ser conscientes de nuestro cuerpo tocando, escuchar a los demás y a nosotros junto a los demás, empatizar emocionalmente, encajar rítmicamente, seguir a un director, vivir la armonía, improvisar en un grupo y en general desarrollamos el aprendizaje completo del instrumento haciendo música dentro del grupo.

Clase individual:

Desarrollo de un aprendizaje del instrumento individualizada. Profundizamos en la enseñanza técnica y expresiva del instrumento adaptándonos a la individualidad del alumno. El alumno no debe abandonar la práctica instrumental en grupo.